0

El surgimiento de un Petrolistán chiíta

Los atroces ataques en contra de los santuarios chiítas en Karbala no podrán cambiar ni opacar un nuevo hecho de la vida en el Medio Oriente. Ahora que el polvo de la Guerra de Irak ya se ha asentado, resulta claro que los chiítas han surgido como los ganadores inesperados. Los gobiernos que han oprimido a los chiítas durante décadas tal vez se nieguen a aceptarlo, pero los terroristas que detonaron las bombas no. Reconocen, al igual que los chiítas mismos que, a lo largo del Golfo, están obteniendo un enorme poder político, y han cobrado conciencia tanto de su capacidad de organización como del don que literalmente tienen bajo sus pies: el petróleo.

Después de años de represión a manos de Saddam Hussein, los chiítas de Irak están saboreando la libertad e incitando a sus correligionarios en toda la región a ser más activos. También se han dado cuenta del accidente geográfico que ha puesto las mayores reservas de petróleo del mundo en zonas donde ellos son la mayoría: Irán, la provincia oriental de Arabia Saudita, Bahrain, y el sur de Irak. Bienvenidos a la nueva mancomunidad de "Petrolistán".

El nuevo poder de los musulmanes chiítas en esta volátil región representa un grave desafío tanto para los viejos regímenes sunnitas (fuera de Irán) como para los Estados Unidos. Los años de sumisión chiíta han llegado a su fin.

¿Qué planean los chiítas? ¿Cuál es su fuente de inspiración? ¿Acaso los gobernarán hombres barbados con turbantes y mujeres veladas, o veremos trajes y tacones altos? Si quieren una democracia, ¿alguien la reconocerá como tal?