El ascenso del "poder marítimo" chino

En una época de misiles y amenazas terroristas, mucha gente piensa que el "poder marítimo" es un término y concepto del pasado. No en China. De hecho, China esta poniendo cada vez más énfasis en sus intereses navales y marítimos: desarrollo económico, gestión territorial, energía y seguridad alimenticia, así como comercio. Rápidamente está desarrollando y adquiriendo de otros países (principalmente Rusia, la UE cuando es posible) una marina capaz de promover tales actividades.

Varios de sus vecinos sienten alarma. El Departamento de Defensa de los Estados Unidos ve que el objetivo de China es construir una serie de bases estratégicas militares y diplomáticas (una así llamada "cadena de perlas") a lo largo de las principales rutas marítimas, desde el Mar del Sur de China al Medio Oriente, rico en petróleo.

China no sólo busca asegurar sus insumos energéticos, sino lograr objetivos de seguridad más amplios. Por ejemplo, el puerto militar de Gwadar, que China está construyendo en el sudoeste de Pakistán, está ubicado estratégicamente para vigilar la garganta del Golfo Pérsico, con puestos de escucha electrónica para monitorear barcos (incluidos barcos de guerra) que se desplacen por el Estrecho de Ormuz y el Mar de Arabia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/7RyMJCM/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.