0

Los derechos de los simios… y de los seres humanos

MELBOURNE – El 25 de junio, la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso de los Diputados español celebró una votación histórica en la que apoyó el Proyecto de los Grandes Simios, propuesta de concesión de derechos de vida, libertad y protección contra la tortura a nuestros parientes no humanos más próximos: chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes. Otros países, como, por ejemplo, Nueva Zelanda y Gran Bretaña, han adoptado medidas para proteger a los grandes simios contra la experimentación dañina, pero ningún parlamento nacional ha declarado que animal alguno pueda ser una persona con derechos.

La resolución, que se espera que apruebe el pleno del Congreso, ordena al Gobierno de España que promueva una declaración similar a escala de la Unión Europea. También pide al Gobierno que apruebe, en el plazo de un año, una legislación para que prohíba los experimentos potencialmente dañinos con los grandes simios que no redunden en su interés.

Se permitirá mantener a grandes simios en cautividad exclusivamente para fines de conservación y, aun así, en condiciones óptimas para ellos. Además, recomienda que España adopte medidas en foros y organizaciones internacionales para velar por que los grandes simios sean protegidos contra el maltrato, la esclavitud, la tortura, la ejecución y la extinción.

Paola Cavalieri y yo fundamos en 1993 el Proyecto de los Grandes Simios para romper las barreras entre los animales humanos y no humanos. Investigadores como Jane Goodall, Diane Fossey y Birute Galdikas han mostrado que los grandes simios son seres que piensan y tienen autoconciencia y una vida emocionalmente rica, con lo que han preparado el terreno para hacerles extensivos los derechos fundamentales.