Los más ricos se enriquecen aún más

Los neoliberales que, como yo, portan tarjetas de dinero electrónico en su billetera e impulsaron la apertura amplia de los flujos de capital a principios de los 90, teníamos en mente una visión particular. Pero el futuro que esperábamos no llegó a concretarse.

Veíamos con qué increíble fuerza el sistema de precios relativos del mundo se inclinaba en contra de los pobres: cuán baratos eran los productos que exportaban y lo caros que eran los bienes de capital que necesitaban importar para industrializarse y desarrollarse.

"¿Por qué no liberar los flujos de capitales y, de ese modo, estimular préstamos en gran escala de los ricos a los pobres?", preguntábamos. Estos préstamos de gran escala harían que se acortara en una generación el tiempo necesario para que las economías de los países pobres convergieran con las estructuras industriales y los estándares de vida de los países ricos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/hMwuGfz/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.