Los Ricos Deberían Cumplir con su Palabra

Por primera vez en la historia del Ser humano, el mundo se encuentra a una sorprendente distancia de terminar con la pobreza global. ¿Una afirmación ridícula? Quizá. Después de todo, los pobres parecen estar en todas partes y el número está creciendo debido a la recesión global, al crecimiento demográfico y a la mala administración económica desde Argentina hasta Zimbabwe. Aún así, me apego a mi afirmación. Si el mundo -sobre todo Estados Unidos y otros países ricos- redirigieran una pequeña cantidad de su gasto militar a satisfacer las necesidades de las personas más pobres del mundo, nuestra generación podría liberar a la humanidad del grillete de la pobreza.

No estoy hablando de la pobreza relativa, el hecho casi inevitable de que algunos miembros de la sociedad están en peores condiciones que otros, aunque en alguna medida esto es distinto de sociedad a sociedad. Estoy hablando de la pobreza que retuerce las tripas, que amenaza la vida, la de vivir con menos de $1 diario. Por primera vez, el mundo está facultado para eliminar esas condiciones extremas.

¿Por qué? Los países más ricos del mundo han continuado su ascenso económico durante generaciones, impulsados por el florecimiento de la ciencia y la tecnología. A pesar de que los países pobres parecen estarse quedando más atrás que nunca, la verdad es más alentadora. Amplias secciones del llamado mundo en desarrollo, especialmente en Asia, se han alejado increíblemente de la pobreza absoluta.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Dw8768Z/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.