Paul Lachine

El retorno de los Siloviki

ESTOCOLMO- El primer ministro ruso Vladimir Putin anunció recientemente que Rusia, Bielorrusia y Kazajstán han abandonado sus negociaciones individuales de adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC). En su lugar, tratarán de adherirse  al órgano comercial como una unión aduanera única. En efecto, esto significa que Rusia parece descartar su adhesión a la OMC –un gran cambio en la estrategia rusa.

El anuncio de Putin cayó como bomba. Dos días antes, el Representante Comercial de los Estados Unidos, Ron Kirk, y la Comisaria de Comercio de la Unión Europea, Catherine Ashton, habían concluido exitosamente las negociaciones con el Viceprimer ministro de Putin, Igor Shuvalov, el ministro ruso de finanzas, Alexei Kudrin, y la ministro de economía y desarrollo rusa, Elvira Nabiullina sobre la adhesión a la OMC. Todavía el 3 de junio Putin había declarado que estaba seguro de la “pronta adhesión de Rusia a la OMC”.

Los líderes de Bielorrusia y de Kazajstán parecían estar igualmente sorprendidos por la declaración de Putin, especialmente porque Rusia, en una estratagema proteccionista, recientemente había prohibido casi todas las importaciones de productos lácteos procedentes de Bielorrusia. Luego de 16 años de negociaciones, parecía que Rusia estaba lista para adherirse a la OMC en los siguientes dos meses.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/hV3A4mm/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.