La maldición de los recursos

Muchos países en desarrollo ricos en recursos naturales son aún más pobres que otros países peor dotados. Se debe a que los recursos naturales constituyen un premio tentador por el que luchar. Muchos países con importantes depósitos de minerales o valiosos cultivos comerciales están en manos de regímenes represivos o corruptos o desgarrados por conflictos armados. Se ha llegado a denominar ese problema ``la maldición de los recursos''.

Ahora ha surgido un amplio movimiento encaminado a luchar contra la maldición de los recursos. Global Witness, una pequeña ONG británica, fue la iniciadora, cuando organizó una campaña en pro del cierre de la frontera tailandesa-camboyana a las exportaciones de madera de los jmeres rojos para acabar con el comercio ilegal de madera de teca y otras maderas duras y preciosas. La consiguiente pérdida de ingresos desempeñó un papel fundamental en el hundimiento de esa organización genocida.

A continuación Global Witness pasó a ocuparse del problema de los diamantes en Angola y una campaña contra ``los diamantes del conflicto'' propició el proceso Kimberley de certificación. El año pasado, Global Witness, junto con más de 60 grupos de todo el mundo, lanzó la campaña ``Hagan público lo que pagan'' para obligar a las empresas dedicadas al comercio de recursos a revelar sus pagos a los gobiernos de los países en desarrollo. Contó con el respaldo del Gobierno británico y muchas empresas petroleras y mineras respondieron positivamente.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/6gIW0VI/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.