0

El viaje del renminbi hacia el mundo

BEIJING – Recientemente, el Banco HSBC publicó un estudio optimista en el que predecía que en algún momento de este año la divisa de China, el renminbi (RMB), llegaría a ser una de las tres divisas mundiales para la liquidación de transacciones (junto con el dólar y el euro). Parece que la internacionalización del RMB ha ido avanzando sin que nadie lo advirtiera. Las principales cuestiones pendientes se refieren a si el RMB llegará a ser una importante divisa internacional en poco tiempo y si está destinado a representar un desafío considerable al dominio del sistema monetario internacional por parte del dólar.

Una divisa internacional es la que se utiliza y se mantiene allende las fronteras de su país emisor y desempeña el papel de unidad de cuenta, medio de cambio y reserva de valor tanto para residentes como para no residentes. Desde luego, China puede obtener muchos posibles beneficios de la internacionalización del RMB:

  • la eliminación de los riesgos por tipo de cambio a que están expuestas las empresas chinas;
  • una mayor eficiencia financiera para las entidades financieras chinas, con lo que se fortalecería su competitividad en los mercados financieros mundiales;
  • un impulso al comercio de China con sus vecinos, gracias a la reducción de los costos de transacción;
  • una menor necesidad de que China cuente con activos en dólares de los EE.UU. y se arriesgue a tener pérdidas con las reservas de divisas extranjeras del país;
  • la posible posición como una de las más importantes divisas de reserva del mundo, lo que brindaría a China más libertad de movimiento en materia de política económica nacional e internacional.

El entusiasmo de China por la internacionalización del RMB desde 2009 refleja en parte su frustración por la falta de avances en la reforma de la estructura financiera internacional y por el estado de la cooperación financiera regional. Los funcionarios chinos creen que la internacionalización del RMB es una forma de que China pueda fijar su programación sin verse excesivamente limitada por condiciones exteriores ante las cuales estaría inerme.

Hasta ahora, China ha logrado importantes avances en la utilización del RMB como divisa para la liquidación de las transacciones, en la emisión de bonos denominados en RMB y en la firma de acuerdos de canje de divisas con bancos centrales extranjeros. Los depósitos de RMB en Hong Kong están aumentando exponencialmente.