3

El hidrógeno como solución

RHINECLIFF, NUEVA YORK – En todo el mundo, se insta a gobiernos y empresas a realizar inversiones grandes en energía solar, eólica y geotérmica, así como en biocombustibles. No obstante, en los Estados Unidos, a diferencia de Europa y Asia, prácticamente no se habla de la energía del hidrógeno y las células de combustible como tecnologías sistémicas innovadoras. Eso necesita cambiar: estas fuentes de energía renovables limpias no solo garantizan el diseño de centrales de cero emisiones, sino también combustibles de cero emisiones para autos y camiones, que son los más contaminantes de todos.

Hasta ahora, muchos hemos escuchado los planes de los grandes fabricantes de autos –incluidos Honda, Toyota y Hyundai– de lanzar comercialmente autos a base de células de combustible para aproximadamente 2015. Daimler, Ford y Nissan lo harán para 2017. Alemania tiene proyectado construir al menos 50 estaciones de combustible de hidrógeno para 2015 como primer paso de una red en todo el país. Japón y Corea han anunciado planes similares.

Aunque el mensaje más amplio que no ­se ha reportado es que algunos países europeos, especialmente Alemania, han lanzado proyectos que combinan energías renovables como la solar y la eólica con hidrógeno para almacenar energía, lo que supone redes eléctricas estables sin emisiones que no necesitan carbón, petróleo ni energía nuclear.

En efecto, la idea central de un nuevo estudio de dos investigadores estadounidenses, Willett Kempton y Cory Budischak, es que la combinación de energías renovables con almacenamiento de hidrógeno podría alimentar totalmente una red eléctrica grande para 2030 a costos que son comparables a los actuales. Kempton y Budischak diseñaron un modelo de computadora de energías eólica y solar y de almacenamiento para cubrir la demanda de una quinta parte de la red estadounidense. Kempton señala que los resultados se oponen a “la opinión tradicional de que la energía renovable es demasiado insegura y cara.” “Por ejemplo”, de acuerdo con Budischack, “con almacenamiento de hidrógeno podríamos operar un sistema eléctrico que en la actualidad cubriría la demanda de 72 gigawatts, 99.9% del tiempo, usando 17 GW de energía solar, 68 GW de energía eólica marina y 115 GW de vientos del interior.”