0

Los piratas de la pesca

WASHINGTON, D.C. – La piratería frente a las costas del África oriental ha ocupado los titulares en los últimos años, pero hay otro tipo de piratería a la que se ha prestado demasiado poca atención. La pesca pirata en todo el mundo está costando a los pescadores sus empleos e ingresos y está causando graves daños al medio oceánico.

La pesca pirata, con frecuencia llamada pesca ilegal, sin registrar ni reglamentar, priva a medio millón, aproximadamente, de pescadores respetuosos de la ley y a sus comunidades de hasta 23.000 millones de dólares al año en pescado y, como unos tres mil millones, aproximadamente, de personas dependen del pescado como su fuente primordial de proteínas, la pesca pirata tiene también importantes consecuencias antihumanitarias y para la seguridad alimentaria. Además, se sabe que las operaciones de pesca ilegal someten a la tripulación de los barcos piratas a unas condiciones laborales inseguras e injustas en el mar.

Además, la pesca pirata socava los medios de vida de los pescadores respetuosos con la ley de los Estados Unidos y de Europa. Cuando el pescado ilegalmente capturado llega a los mercados mundiales, sus precios bajan y disminuye la cantidad que se puede capturar legalmente y, para colmo de males, los pescadores ilegales usan con frecuencia aparejos destructivos que destrozan los hábitats, ponen en peligo la vida marina y amenazan la pesca correcta.

Como jefa de la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional y Comisaria de Pesca de la Unión Europea, respectivamente, que somos, recientemente firmamos un acuerdo transcendental para fortalecer la cooperación conjunta a fin de abordar el flagelo mundial de la pesca pirata. Sólo trabajando juntos podemos luchar con éxito contra las operaciones de pesca ilegal.