0

Los piratas de la inanición

Nueva York - El tiempo se está acabando para Somalia. Unos tres millones de personas -un tercio del país- viven bajo la amenaza de la hambruna. Su línea de salvación es el mar, de donde llegan los alimentos, los artículos médicos y otros tipos de ayuda. Y ahí está el problema.

Bandas de piratas modernos, fuertemente armados y que se movilizan en lanchas rápidas, están aterrorizando los barcos de las aguas costeras del país. Hasta ahora, este año han asaltado más de 50 embarcaciones, robando su carga y secuestrando barcos, desde yates privados a buques petroleros, y obteniendo cerca de 100 millones de dólares al año en rescates.

Hace apenas una semana fue secuestrado un carguero ucraniano que transportaba armas pesadas, incluidos tanques. Un transporte petroquímico griego fue asaltado, y otro atacado, así como un buque petrolero iraní. En la actualidad, estos piratas tienen como rehenes más de una docena de barcos en los puertos somalíes.

Barcos cargados con decenas de miles de toneladas de maíz, sorgo, guisantes y aceite para cocinar enviados por el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas y otras organizaciones de ayuda internacional deben navegar por estas peligrosas aguas. Es imperativo mantener abierta la línea de abastecimiento marítimo de Somalia, ya que por ella se transporta el 90% de la ayuda humanitaria entregada por el PMA, el que a su vez proporciona cerca del 90% de la ayuda que alimenta a tantos somalíes.