0

La vía hacia una nueva reglamentación financiera

BRUSELAS – Hoy hay quienes dicen que la tormenta de la crisis financiera está amainando. Yo no estoy tan seguro de ello. Los tipos de interés de los préstamos interbancarios se están reduciendo poco a poco, pero siguen siendo mucho más altos de lo que deberían ser, los precios de las acciones siguen siendo volátiles y las condiciones de los mercados mundiales siguen siendo frágiles.

Más preocupante es que estemos viendo los efectos en la economía real de toda Europa, en los Estados Unidos y ahora más allá. El PIB se está contrayendo, La producción industrial está disminuyendo a un ritmo sin precedentes.

Entonces, ¿hacia dónde vamos a partir de aquí? La respuesta es que tenemos que restablecer la confianza. Ése es imperativo fundamental para Europa, la Comisión Europea, los dirigentes mundiales y el sector de servicios financieros en los cinco próximos años. No será fácil.

Necesitamos unos mercados financieros sanos, sin los cuales no nos recuperaremos. Necesitamos garantizar la transparencia y una gestión idónea de los riesgos y en mi propuesta sobre los requisitos de capital figuran medidas al respecto. Necesitamos una supervisión y una gestión de crisis idóneas, razón por la cual voy a presentar un documento sobre la intervención temprana al respecto y espero con interés el análisis del grupo de expertos de alto nivel dirigidos por Jacques de Larosière, cuya conclusión es inminente.