La otra Suiza

BRUSELAS – Mientras los encargados de la formulación de políticas se rascan la cabeza y se preguntan cuál es la forma mejor de absorber culturas y religiones diferentes en   las muy diferenciadas sociedades nacionales de Europa, no estaría mal que examinaran algunas ideas nuevas que se están aplicando en Suiza. ¿Suiza, el país que recientemente votó a favor de la prohibición de minaretes en las mezquitas? En efecto.

Ya es hora de que Europa ajuste su forma de concebir la nacionalidad, las raíces culturales, y su actitud con los inmigrantes. En un mundo de movilidad cada vez mayor, una Europa envejecida necesitará vitalmente a los inmigrantes a los que tanto teme... y debe darles pronto voz y voto en la política local (al cabo de un año, pongamos por caso) después de que lleguen.

Al fin y al cabo, para los contribuyentes es más importante participar en la política local que permanecer sentados al margen a esperar que les concedan los derechos de ciudadanos nativos. La participación democrática es la forma mejor de integrar a las personas en la sociedad y hacerles sentir que su opinión cuenta, independientemente de si tienen la ciudadanía oficial y, por tanto, el derecho al voto.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/AmOaNEb/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.