Las no tan Naciones Unidas

La buena noticia para Ban Ki-moon es que se ha convertido en secretario general de las Naciones Unidas en un momento en que las perspectivas de conflicto entre las grandes potencias mundiales -Estados Unidos, China, Japón, Rusia, Europa y la India- son remotas. La mala noticia es que las perspectivas de cualquier otro tipo de conflicto son elevadas, y la agenda internacional está cargada y es muy exigente.

Ban tiene que empezar con una evaluación fría y dura de su nuevo puesto. Un secretario general de las Naciones Unidas es más secretario que general. No puede dar órdenes. No es lo mismo que ser presidente o gerente general. Tiene más influencia que poder.

Es más, el poder en la ONU está dividido, no simplemente entre el Consejo de Seguridad y la Asamblea General, sino principalmente entre los 192 miembros y la ONU misma. La ONU está conformada por Estados soberanos, pero no es soberana en sí misma y no puede actuar como si lo fuera.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Bw4YmkP/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.