La próxima revolución industrial

NUEVA YORK – Un nuevo acuerdo global para enfrentar el cambio climático no sólo será bueno para los negocios. Es crucial para alcanzar un crecimiento sostenible de la economía global.

Mientras nos acercamos a las conversaciones sobre el clima global en Copenhague este mes de diciembre, gran parte del debate se centra en los supuestos conflictos de intereses entre las grandes empresas y el clima. Este argumento se basa en la idea de que a las empresas no les gusta el cambio, y en particular el cambio generado por políticas o regulación gubernamentales.

Este es un error de concepción grave, y también subestima la gravedad de las opciones a las que nos enfrentamos como empresarios y ciudadanos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/HqbTzao/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.