Ucrania llega del frío

El suspiro de alivio de Europa sobre el supuesto fin de la disputa entre Rusia y Ucrania sobre los precios del gas se pudo oír acá en Kiev. Sin embargo, el arreglo plantea más preguntas que respuestas. Al poner las necesidades energéticas de Ucrania en las manos de una oscura compañía vinculada a criminales internacionales, el acuerdo ha plantado las semillas de nuevas crisis, quizás aún más peligrosas.

Como resultado, he apelado a este trato ante los tribunales. Que una audiencia pública ante un juez revele quién exactamente se beneficiará de este acuerdo.

El arreglo entre Ucrania y Gazprom, el monopolio estatal ruso del gas, es intolerable porque el futuro energético de Ucrania ha sido puesto en las manos de RosUkrEnergo, una úlcera criminal en el cuerpo de nuestra corporación nacional del gas. RosUkrEnergo fue creada en los últimos meses del régimen de nuestro ex gobernante Leonid Kuchma. No obstante, casi por milagro obtuvo el control de todas las importaciones de gas a Ucrania desde el Asia Central. Según el acuerdo de esta semana, conserva ese control.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/QPxtr7C/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.