La nueva brecha etárea

LONDRES - ¿Qué nos depara el 2009? Como siempre, lo impredecible –una atrocidad terrorista o una decisión apresurada por parte de un gobernante- se cobrará lo suyo. Sin embargo, gran parte de lo que ocurra mañana será resultado de la historia.

En el último siglo, la población mundial se cuadruplicó, y la cantidad de personas viviendo en ciudades se multiplicó por trece. La producción mundial creció por un factor de cuarenta, el uso del agua por uno de nueve, el uso de energía por uno de trece, y la emisión de dióxido de carbono por uno de diecisiete. El siglo veintiuno debe convivir con las consecuencias de todo eso, tanto lo bueno como lo malo.

Algunos de los factores que modelarán nuestras vidas parecen apuntar en diferentes direcciones. Los perfiles etáreos de nuestras sociedades están cambiando radicalmente. Asia y Europa han sufrido agudas caídas de sus índices de fertilidad. Las cifras de Hong Kong, Singapur y Corea del Sur son incluso más notables que las de países católicos como España, Italia y Polonia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/F8OIy3M/es;