La necesidad de un acceso universal a la atención de salud

El mayor reto en materia de salud para América Latina y el Caribe no es una sola enfermedad o condición, y no se solucionará destinando dinero a una conducta de riesgo específica: el mayor desafío es que la gente no siempre recibe la atención de salud que necesita.

Muchas personas viven lejos de un proveedor de servicios de salud, y la distancia cuesta tiempo y dinero. Más aún, las barreras culturales reducen el bienestar de quienes no hablan el idioma predominante, especialmente las comunidades indígenas. En otros casos, la gente no se da cuenta de que necesita atención de salud, o no sigue las instrucciones de los médicos cuando las reciben. De manera similar, las creencias equivocadas son otro problema: por ejemplo, coloquialmente se dice que la diabetes es sinónimo de “azúcar” y los diabéticos creen erróneamente que limitar el consumo de azúcar es lo único que tienen que hacer.

El financiamiento es otra gran barrera. En México, antes de las últimas reformas, 2 a 4 millones de hogares gastaban 30% o más de sus ingresos disponibles o cayeron debajo de la línea de la pobreza debido a gastos originados por enfermedades catastróficas. Otros simplemente se las arreglan sin los servicios de salud que necesitan.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/agK0rIb/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.