El BCE al desnudo

LONDRES – La crisis en la eurozona sigue estando lejos de una resolución. Las preocupaciones de los inversores hoy se centran en la salud de los bancos europeos, muchos de los cuales están muy expuestos a Grecia y a los otros países del sur de Europa con serios problemas fiscales.

Los líderes europeos hasta ahora sólo han aplicado yeso a las heridas. Se ha establecido un fondo de estabilización, pero de manera temporaria. Se han introducido nuevos acuerdos para monitorear los balances presupuestarios de los estados miembro, pero no sirven de nada respecto del volumen de deuda pendiente. Y el Banco Central Europeo ha comenzado a comprar bonos de gobierno, entre ellos bonos griegos, a precios muy por encima de los que prevalecerían en un mercado libre.

Esta última medida adoptada por el BCE ha puesto de manifiesto una cantidad de cuestiones sin resolver respecto de la estructura del Banco y de cómo toma sus decisiones. Algunas cuestiones que quienes toman decisiones en Europa han querido mantener bajo la alfombra hoy han quedado groseramente al descubierto.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/eTkUuAF/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.