El mito de la meritocracia china

CLAREMONT (CALIFORNIA) – A veces los escándalos políticos desempeñan una función valiosa en la limpieza de gobiernos. Destruyen las carreras políticas de las personas de carácter dudoso. Más importante es que pueden echar por tierra mitos fundamentales para la legitimidad de algunos regímenes.

Así parece ser en el caso de Bo Xilai en China. Un mito político duradero que se hundió junto con Bo, el ex jefe del Partido Comunista del municipio de Chongqing, es el de que el gobierno del partido se basa en la meritocracia.

En muchos sentidos, Bo personificó el concepto chino de “meritocracia”: muy instruido, inteligente, sofisticado y encantador (principalmente para los ejecutivos occidentales), pero, después de su caída, surgió un panorama muy diferente. Aparte de su supuesta participación en diversos delitos, se dijo que Bo era un apparatchik despiadado, con un ego desmesurado, pero sin verdadero talento. Su ejecutoria como administrador local fue mediocre.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/edyIgz8/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.