0

El misterio del Karmapa Lama

NUEVA DELHI - La incautación por la policía de grandes sumas de moneda china en el monasterio indio del Karmapa Lama - una de las figuras más importantes del budismo tibetano - ha revivido viejas sospechas sobre sus continuos vínculos con China y lo obligó a negar que sea un "agente de Beijing".

El Dalai Lama, el Panchen Lama y el Karmapa Lama son las tres principales figuras del budismo tibetano, en representación de instituciones paralelas que han estado en conflicto de forma intermitente a lo largo de su historia. Y China, en busca de reforzar su control sobre el Tíbet, ha buscado controlar el proceso tradicional de búsqueda de la reencarnación cada lama que fallece.

Así, en 1992, China ayudó a seleccionar a Ogyen Trinley Dorje, de siete años de edad, como el 17 º Karmapa Lama, instalándolo en el monasterio Tsurphu del Tíbet, residencia ancestral de los Karmapas que fuera casi destruida durante la Revolución Cultural. Se convirtió en el primer "Buda viviente" reencarnado en ser reconocido y ratificado por la China comunista.

Pero entonces, en 1999, Dorje realizó un impresionante escape a la India a través de Nepal, que no solo atrajo la atención del mundo, sino también profunda desconfianza por la aparente facilidad con la que él y sus acompañantes lograron huir. El Dalai Lama lo ha alojado desde entonces en el monasterio Gyuto en Dharamsala, India.