Oriente Próximo en movimiento

BERLIN – Demasiado a menudo, los grandes discursos se subestiman como meras palabras. De hecho, pueden tener potentes consecuencias. Este es obviamente el caso del reciente discurso del Presidente Barack Obama al mundo musulmán en El Cairo, porque -¿simple coincidencia o excelente sentido de la oportunidad?- las cosas en Oriente Próximo han estado cambiando desde entonces.

Desde el discurso de Obama en El Cairo, ha habido elecciones en El Líbano, donde, sorprendentemente, la alianza de partidos occidentales logró una clara victoria frente Hezbolá y sus aliados. También cabe notar que en esas elecciones el bando perdedor aceptó inmediatamente la derrota y Siria tiene la genuina intención de desarrollar mejores vínculos con El Líbano.

Las recientes “elecciones” en Irán mostraron una descarada manipulación en favor del presidente actual, lo que provocó un levantamiento masivo en favor de la democracia. No deja de sorprender el que el gobierno de Irán no haya optado por la transparencia inmediatamente, entregando de manera rápida y completa los hechos acerca de las votaciones, que sólo él posee. Después de todo, si el Presidente Mahmoud Ahmadinejad realmente ha ganado por un margen de 2 a 1, no hay nada que temer. Sin embargo, lo que está ocurriendo es precisamente lo opuesto, y para ello hay sólo una explicación: la elección fue fraudulenta.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/0Q5irjF/es;