La hoja de sueños del Oriente Próximo

El reciente impulso dado por el Presidente George W. Bush a la así llamada "hoja de ruta" para el Oriente Próximo es una iniciativa que merece loas, y el hecho de que Israel y los palestinos la hayan aceptado es un buen augurio. Sin embargo, las posibilidades de que genere una reconciliación real y no retórica siguen siendo escasas.

Las razones son variadas: primero, lo que se llama una "hoja de ruta" es en realidad poco más que un listado de deseos de lo que se debe hacer para lograr la paz entre Israel y los palestinos. Es un noble conjunto de objetivos, pero a veces parece estar lejos de las realidades políticas de la región.

Por ejemplo, la hoja de ruta reconoce con razón que el conflicto palestino-israelí no se puede solucionar en el aire; es necesario tomar en cuenta consideraciones regionales. El plan hace un llamado a que Israel haga concesiones de largo alcance: el retiro de Cisjordania y Gaza, el desmantelamiento de los asentamientos, algún tipo de acuerdo acerca de Jerusalén.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/hc8tFZq/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.