Paul Lachine

Los islamistas modernos del Magreb

FEZ – Poco más de un año atrás, la Primavera Árabe desató un cambio dramático en todo el mundo árabe. Movimientos populares llevaron una variedad de partidos políticos declaradamente islamistas al poder, sustituyendo a antiguos regímenes ampliamente seculares. La implicancia que esto tendrá para esos países, y para la región, es uno de los interrogantes geopolíticos centrales de hoy.

En el norte de África, dos partidos islamistas han llegado plenamente al poder mediante elecciones democráticas: al-Nahda (Renacimiento) en Túnez, donde comenzó la Primavera Árabe, y el Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) en Marruecos. Ambos hoy lideran nuevos gobiernos de coalición.

Mientras que una revolución popular produjo un cambio de régimen en Túnez, Marruecos experimentó una transformación pacífica que dejó a la monarquía en su lugar. El pasado mes de julio, los marroquíes votaron de manera abrumadora a favor de que se aprobara una nueva constitución que traslada el poder ejecutivo del rey al primer ministro, que ahora será plenamente responsable del gabinete, la administración pública y la implementación de las políticas gubernamentales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Qbu7icb/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.