0

La crisis que acecha en Irán

NUEVA YORK – Cuando Barack Obama tome posesión en enero, lo estarán esperando muchos desafíos difíciles, comenzando con la aguda crisis económica. Pero no podrá darse el lujo de concentrarse exclusivamente en ella. También tendrá que lidiar con una serie de retos de política exterior. Entre ellos, Irán y su programa nuclear bien podrían constituir la primera crisis en ese ámbito para la administración Obama.

La razón es sencilla. Irán ha avanzado mucho en el camino para obtener los medios que le permitirán enriquecer uranio a una escala suficiente para producir un arma nuclear. La Agencia Internacional de Energía Atómica acaba de informar que Irán bien podría llegar a ese punto en 2009.

Un Irán con un arma nuclear o la capacidad de producir una o más bombas en poco tiempo representa un peligro real. Con todo, una vía para la nueva administración estadounidense sería adoptar la opción de “Corea del Norte” y vivir con la amenaza. El riesgo es que hacerlo causaría que el Medio Oriente que ya es inestable y propenso a los conflictos lo fuera aún más.

En una crisis, Israel o Irán podrían caer en la tentación de utilizar armas nucleares por temor a que el otro pudiera hacerlo. También existe la posibilidad de que otros países como Egipto o Arabia Saudita desarrollaran o adquirieran armas nucleares propias. Los Estados Unidos podrían tomar medidas para reducir estos riesgos, pero dista de ser seguro que esos esfuerzos tendrían éxito.