0

La tentación del Kremlin

PARÍS – ¿Qué significado tiene la reciente venta de Francia a Rusia de cuatro poderosos buques de guerra tipo Mistral ? ¿Se trata de un negocio común o es una decisión irresponsable que contribuye a un cambio peligroso en el equilibrio de poder en los mares Báltico y Negro?

A veces se dice que Alemania se ha convertido en una segunda Francia en lo que respecta a su enfoque egoísta hacia la Unión Europea. Pero, ¿es Francia en realidad la que se está convirtiendo en una segunda Alemania? Si Alemania es el principal socio económico de Rusia, ¿por qué Francia no debería ser su principal socio estratégico?

Francia no tiene la relación estrecha natural de Alemania con Rusia –una relación que está basada tanto en la geografía como en la historia. Sin embargo, Francia sí tiene una relación bilateral “especial” con Rusia de larga tradición – marcada por una profunda dimensión cultural –que de alguna manera trascendió la Guerra Fría.

El General Charles de Gaulle alguna vez se describió como un “amigo en el mal tiempo” de los Estados Unidos, lo que implicaba que en “en el buen tiempo” podría hacer las cosas a su manera, abandonar el mando militar integrado de la OTAN y comportarse como una especie de puente entre Oriente y Occidente. La política de distensión de De Gaulle hacia la Unión Soviética, años antes de que Nixon y Kissinger la pusieran en aplicación, personificó el deseo de Francia de “existir” diplomáticamente por cuenta propia y maximizar su margen de maniobra con los Estados Unidos.