Dean Rohrer

¿Traición al Reino?

LONDRES – El rey Abdullah de Arabia Saudita está cada vez más solo. No nada más ha visto como han caído sus aliados cercanos, el presidente Hosni Mubarak en Egipto y Ali Abdullah Saleh en Yemen, sino también cómo se han tambaleado los tronos de reyes como él en Bahrein, Marruecos y Jordania debido a las protestas públicas.

Ahora el viejo protector del reino, los Estados Unidos, que defraudaron a Abdullah al aceptar (a regañadientes) la primavera árabe, está a punto de retirar sus tropas del vecino Iraq. Abdullah se pregunta ahora ¿quién mantendrá al lobo iraní lejos del reino?

Según un acuerdo de seguridad con el gobierno iraquí, los Estados Unidos deben retirar sus fuerzas armadas para finales de este año. Arabia Saudita, junto con sus vecinos del Golfo gobernados por los sunitas, ansía que permanezcan algunas tropas estadounidenses en Iraq para ayudar a mantener controlado el resurgimiento de Irán. No es necesario convencer a los Estados Unidos de ello, pero el pueblo estadounidense –y el público iraquí- quieren que las tropas regresen a su país. Ninguna facción política iraquí desea que se le culpe de prolongar la ocupación, pero la mayoría, a excepción del movimiento de Muqtada al-Sadr, estará de acuerdo en mantener la presencia militar estadounidense por cinco años más.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/wOcBtKk/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.