0

El Estado de la información

MOSCÚ – La nueva administración estadounidense de Barack Obama tiene planeado nombrar a un alto funcionario encargado de la tecnología, como lo hacen actualmente la mayoría de las grandes corporaciones. ¿Deben hacerlo también otros países?

En lugar de copiar servilmente a Estados Unidos, creo que la mayoría de los países deberían tener un alto funcionario encargado de la información –alguien que considere a la información como un agente de cambio, no sólo como un agente de eficiencia. El libre flujo de información restringe a las autoridades y da a los individuos el poder de actuar por sí mismos. Es la esencia del libre mercado y debería ser también la esencia de una democracia libre. El pueblo debería saber qué hacen los funcionarios, cuánto cuestan las políticas de su gobierno, quién las paga y quién se beneficia.

Por supuesto, un alto funcionario encargado de la información de un gobierno no podría por sí solo hacer que todo eso sucediera. Pero podría promoverlo –la información se utiliza en todas partes y en todas partes está oculta.

Ese funcionario no tendría autoridad para diseñar políticas per se , pero tendría un alto cargo en el gobierno –e idealmente, poca carga burocrática. El funcionario encargado de la información no tendría un feudo ni tendría que competir por el poder o las atribuciones con otros altos funcionarios, sino que simplemente le recordaría al presidente o a otras personas el papel de la información cuando lo exigieran las circunstancias.