0

La indispensable Organización de las Naciones Unidas

La cumbre con motivo del sesenta aniversario de las Naciones Unidas en septiembre reflejó sus fortalezas y su importancia en las muchas áreas en que la comunidad internacional tiene que trabajar de manera conjunta. Desafortunadamente, la cumbre también expuso las debilidades y  limitaciones de la ONU.

Fundada a finales de la Segunda Guerra Mundial para impedir otro desastre de ese tipo, la ONU ha expandido su mandato mucho más allá del mantenimiento de la paz, por importante que eso sea. Por ejemplo, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), adoptados en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas hace cinco años, proclamaron la determinación de la comunidad internacional de reducir la pobreza en todas sus manifestaciones y establecieron objetivos concretos que se deben alcanzar a más tardar en 2015.

Dada la diversidad de intereses que deben tomarse en cuenta, nunca es fácil alcanzar un consenso político en asuntos tan complejos. El éxito requiere paciencia y diplomacia y la última cumbre de las Naciones Unidas continuó el camino hacia la creación de una comunidad de naciones responsable por el bienestar de todos.

Ciertamente, el intento del nuevo Embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, John Bolton, de introducir cientos de cambios de último minuto a la declaración final de la cumbre condenó el acuerdo -tal vez deliberadamente- a ser menos amplio y sólido de lo que se esperaba. En efecto, Bolton incluso quería eliminar incluso cualquier referencia a los ODM.