0

La oportunidad perdida del FMI

La salida de Stanley Fischer como primer subdirector ejecutivo del FMI ofreció una oportunidad ideal para reexaminar la ideología del ”Consenso de Washington” del Fondo, consistente en privatización, liberalización (sobre todo comercial) y macroestabilización. Esa ideología fue la que imperó durante la administración del Sr. Fischer. Sin embargo, al nombrar a Ann Krueger como su remplazo, el FMI ha consagrado a una de las altas sacerdotisas de la ortodoxia, y eso indica más un obstinado apego al pasado que fracasó que una nueva y esperanzadora dirección para el futuro.