0

El FMI necesita un líder de los países emergentes

La renuncia de Horst Kohler como Director Gerente del Fondo Monetario Internacional ofrece una oportunidad única de reformar esta golpeada institución financiera internacional.

Lo que necesita el FMI, como primer paso hacia una reforma completa, es un nuevo líder con una sólida formación técnica, una visión amplia y experiencia de primera mano en el abordaje de los riesgos macroeconómicos que enfrentan las economías en transición. El señor Kohler carecía de todas estas características. Gris burócrata y mediocre economista, ni siquiera fue la primera opción de Alemania para el cargo.

Desgraciadamente, en lugar de buscar al mejor hombre o a la mejor mujer para este puesto, lo más probable es que siga pesando la vieja política de siempre. Se espera que el cargo de Director Gerente recaiga en un europeo. Hasta hace unos días, Rodrigo Rato, Ministro de Finanzas de España, parecía ser el favorito. Sin embargo, ahora que el Partido Popular ha sido derrotado en las elecciones generales españolas, no parece probable que sea el candidato de Europa para dirigir el FMI.

Pero el hecho de que se considerara seriamente a Rato demuestra cuán sesgado es el proceso. Rato es un político capaz y bajo su guía la economía española ha seguido un buen rumbo. Sin embargo, sería excesivo argumentar que es el mejor candidato para encabezar el FMI.