La clínica de la identidad

"Conviértete en quien eres", escribió el filosofo Friedich Nietzsche. Un siglo después, millones de personas están siguiendo su consejo al pie de la letra. Pero, en lugar de recurrir a la filosofía, están usando medicamentos y cirugía.

"Me siento como nueva con Paxil", dice la mujer de los anuncios de ese antidepresivo, y así se sienten, supuestamente, los usuarios de Prozac, Ritalin, Botox, Propecia, Xenical, los esteroides anabólicos, la cirugía cosmética, la terapia de reemplazo de hormonas y la cirugía de cambio de sexo. Incluso cuando las personas experimentan radicales transformaciones, cambiando sus personalidades con medicamentos sicoactivos y sus cuerpos con cirugía, describen la transformación como algo necesario para llegar a ser "quienes realmente son".

"Sólo con los esteroides", escribe el físicoculturista Samuel Fussell, "mi aspecto exterior pudo coincidir con como me sentía en mi interior". Con la cirugía de cambio de sexo, escribe Jan Morris, "alcancé, finalmente, mi Identidad". Si Nietzsche estuviera vivo hoy, estaría promoviendo antidepresivos para Pfizer.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/gEnUJUI/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.