0

La hora de los tecnócratas

CAMBRIDGE.– Grecia e Italia, desesperadas luego de que sus paralizados sistemas políticos las dejasen sumidas en deuda y crisis, han elegido a economistas tecnocráticos –Lucas Papademos y Mario Monti, respectivamente– en vez de políticos para liderar sus nuevos gobiernos. A ambos se los puede describir como profesores: Monti ha sido presidente de la Universidad Bocconi de Milán y comisario europeo, Papademos ha sido mi colega en la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard durante el año posterior a su cargo como subgobernador del Banco Central Europeo.

Dentro de no mucho, ambos probablemente darán lugar a titulares como el siguiente: «Profesores brillan en Economía pero reprueban Política». Eso será injusto. El obstáculo no será su falta de habilidad política, sino su falta de poder político.

Monti, a pesar del fuerte apoyo popular a su gobierno tecnocrático, no cuenta con una mayoría parlamentaria en la que puede confiar. Mientras tanto, el ex primer Ministro Silvio Berlusconi ha dejado en claro que no abandonará sus intereses políticos personales por el bien del país.

Las cartas con las que debe jugar Papademos son aún peores. A pesar de sus mejores esfuerzos para condicionar su aceptación del cargo de primer ministro a un gobierno que dure más de tres meses y tener la capacidad para nombrar algunos miembros de su gabinete, finalmente no logró ninguna de sus demandas.