0

El terremoto Hamas

La aplastante derrota de Al Fatah en las elecciones celebradas esta semana coloca al pueblo palestino ante una encrucijada. Un partido político islámico que antes se había abstenido de la política nacional y que rechaza la política de Al Fatah de negociaciones con Israel está ahora al mando de Palestina.

Hamas obtuvo 76 de los 132 escaños en el Consejo Legislativo Palestino y puede contar con el apoyo de cuatro diputados independientes. En total, es el 60 por ciento de los escaños del Parlamento, obtenidos en casi todos los distritos de la Ribera Occidental y Gaza. Hamas no ha entrado en la política electoral hasta hace poco, pero su sólida victoria fue precedida de un gran éxito en las elecciones municipales. Ha llegado el momento político de Hamas.

Conforme a la legislación palestina, Mahmoud Abbas, el Presidente palestino, debe pedir ahora a Hamas que forme un nuevo gobierno. Por su parte, los funcionarios de Al Fatah no parecen dispuestos a participar en un gobierno dirigido por Hamas. Aunque éste ha dicho que procuraría formar esa coalición, la humillante derrota de Al Fatah lo ha dejado con poco crédito como socio de gobierno.

Hasta ahora, los dirigentes superiores de Al Fatah han declarado que serán una oposición leal en el Parlamento y dejarán la responsabilidad gubernamental a Hamas. En cambio, tendrán que centrarse en reconstruir y revigorizar Al Fatah.