0

Los nuevos participantes en el Gran Juego

NUEVA DELHI – Dos “grandes juegos” se desarrollan actualmente en el sur de Asia. Al occidente, Afganistán -y los “yihadistas islamistas”, como los llama Henry Kissinger- desafían el orden internacional. Al oriente, un gran número de tropas chinas han penetrado en  los territorios pakistaníes, en lo alto de las intrincadas montañas del Karakórum de Cachemira, que se encuentran en la pintoresca región de Gilgit-Baltistán, no lejos del helado campo de batalla de Siachen, donde India y Pakistán se enfrentan.

Senge Hasan Sering, de Skardu, dirigente del Congreso Nacional de Gilgit-Baltistán, piensa que el número de tropas del Ejército Popular de Liberación chino ahora presentes "podría superar los 11,000," pues también se ha desplegado "cuerpo de ingenieros de dicho ejército." Es aquí donde China está invirtiendo "miles de millones de dólares en megaproyectos como autopistas, túneles y oleoductos y gasoductos.” “Indudablemente”, señala Sering, “no se debe a un altruismo desbordante.”

Los chinos dicen que algunas de sus tropas están presentes en Pakistán por otro tipo de "desbordamientos", que han sido numerosos en esta parte de Cachemira y en el resto de Pakistán. Las fuertes lluvias monzónicas de este año han causado grandes estragos en la región: interrupción de las comunicaciones terrestres, derrumbe de puentes y destrucción de las viviendas de medio millón de personas en estas montañas – se han quedado sin “casas, tierras, bienes muebles,” o incluso “cementerios.”  Esto supera y se agrega a las miles de personas que en enero perdieron todo debido a las fuertes lluvias en la región de Hunza, que arrasaron varios poblados y crearon un lago artificial muy inestable.

El antiguo “Gran Juego” de Rudyard Kipling ahora tiene nuevos concursantes. En lugar de un imperio expansionista ruso enfrentándose al imperio británico, actualmente es China, hambrienta de tierras, agua y materias primas, la que está flexionando sus músculos e invadiendo gradualmente los reductos himalayos y desafiando directamente a la India.