0

El debate de los grandes simios

En su Historia de la Moral Europea, publicada en 1869, el historiador y filósofo W.E.H. Lecky escribió:

En un momento dado los afectos benevolentes abarcan sólo a la familia, y pronto el círculo se amplía primero a una clase, luego a una nación, después a una coalición de naciones, luego a toda la humanidad, y finalmente su influencia se siente en el trato del hombre con el mundo animal...

La expansión del círculo moral puede estar a punto de dar un importante paso adelante. Francisco Garrido, especialista en bioética y miembro del parlamento español, ha presentado una moción exhortando al gobierno a “declarar su adhesión al Proyecto Gran Simio y a tomar a todas las medidas necesarias en los foros y organizaciones internacionales para garantizar la protección de los grandes simios del maltrato, la esclavitud, la tortura, la muerte y la extinción”. La resolución no tendría fuerza de ley, pero su aprobación marcaría la primera vez que un cuerpo legislativo nacional reconoce el estatus especial de los grandes simios y la necesidad de protegerlos, no solo de la extinción, sino también de los abusos individuales.

En 1993 fundé el Proyecto Gran Simio junto con Paola Cavalieri, un filósofo y defensor de los animales italiano. Nuestro objetivo fue garantizar algunos derechos básicos a los grandes simios no humanos: vida, libertad y la prohibición de que se les torture.