La globalización de las ciencias

SAN FRANCISCO – Las ciencias son una fuente invaluable de orientación para los individuos y los gobiernos. Esto se debe en parte a que los científicos pueden predecir a menudo las consecuencias futuras de las acciones actuales.

Por ejemplo, sabemos que alguien que fume dos cajetillas de cigarros al día probablemente tendrá un serio problema de cáncer unos 40 años después. Y las ciencias predicen que, a menos que limitemos estrictamente el consumo de petróleo y carbón en el mundo, el clima se seguirá calentando, lo que aumentará el volumen de los océanos y fundirá enormes cantidades de hielo en el Ártico y la Antártida y provocará, de esta manera, aumentos desastrosos del nivel del mar.

Estos son sólo dos ejemplos de entre miles de casos en los que tiene lógica que los encargados del diseño de las políticas tomen en cuenta lo que las ciencias pueden predecir sobre el futuro. Y sin embargo, con mucha frecuencia se ignora lo que las ciencias saben cuando se toman decisiones en las que hay mucho en juego.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/oAIhF9g/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.