0

La lucha por el centro en Alemania

BERLIN – Los alemanes ya eligieron. Los votantes sacaron a la Gran Coalición del gobierno con gran estruendo y dejaron a los socialdemócratas en el abismo político. Sólo quedan ruinas  del que alguna vez fuera el orgulloso SPD de Gerhard Schröder. A pesar de la clara victoria para los centro-derechistas, los democristianos (CDU) no salieron ilesos. Pero, si bien sus pérdidas fueron moderadas, el partido hermano bávaro del CDU, el CSU, experimentó una debacle, sólo superada por la de los socialdemócratas.

Así pues, parece que el SPD tocó fondo, el CSU va en caída libre y el CDU está dañado. Los ganadores claros son Guido Westerwelle y su partido Liberal, seguido por la Izquierda y los Verdes –los tres obtuvieron el mayor número de votos en su historia.

Sin embargo, la realidad es un poco más complicada. La ganadora más evidente es Angela Merkel. La Canciller hizo grandes apuestas, al parecer en contra de las probabilidades y ganó el premio mayor. A diferencia de su partido, Merkel está más fuerte que nunca. Así, que, ¿veremos a una nueva Merkel, liberada de las limitaciones del SPD en la Coalición gobernante, más decisiva, más reformista y dispuesta a asumir riesgos políticos?

Ni se piense. Merkel apenas esquivó el olvido político en las pasadas elecciones generales, después de que el CDU adoptara una postura radical de mercado y luego la usara en la campaña de 2005. Su salvador llegó en la forma poco probable del entonces canciller socialdemócrata, Gerhard Schröder, cuya descontrolada actuación en la noche de las elecciones le entregó la cancillería a Merkel.