El triunfo del miedo

PARÍS – En mayo de 1981, el Papa Juan Pablo II sobrevivió a un intento de asesinato. Treinta años después, Osama Ben Laden fue muerto por las Fuerzas Especiales de los Estados Unidos, pero, al contemplar el mundo ahora, podríamos concluir fácilmente que el dirigente inspirador cuyo credo era el de Roosevelt, quien instaba a temer sólo “el propio miedo” ha perdido y que el fanático que quería dominar el mundo de los “infieles” ha prevalecido.

Hoy el miedo es omnipresente y en ese marco hay que entender los atentados con bombas en el maratón de Boston, pues el ataque pone de relieve e intensifica a un tiempo nuestra inmensa sensación de inseguridad.

Desde luego, la escala del ataque de Boston fue menor que la del 11 de septiembre de 2001, pero los americanos recordarán ese complot casero como un momento sumamente simbólico: un ataque a un venerable acontecimiento deportivo internacional en el Día de los Patriotas. El maratón es un acontecimiento muy apreciado, pues refleja los valores pacíficos de una sociedad democrática que procura transcender sus amenazas mediante pura y simple resistencia. ¿Reforzará un ataque a semejante símbolo la prevalencia del miedo en una sociedad americana que en tiempos se caracterizaba por la esperanza?

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/5xrtGDJ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.