0

El factor miedo en las relaciones entre China y Estados Unidos

Las encuestas de opinión indican que un tercio de los estadounidenses cree que “pronto China dominará el mundo”, mientras que casi la mitad considera que la importancia creciente de China será “una amenaza a la paz mundial”. A su vez, muchos chinos temen que estados Unidos no acepte su “avance pacífico”. Los estadounidenses y los chinos deben evitar esos temores exagerados. Una buena relación entre China y Estados Unidos será un ingrediente clave para la estabilidad global de este siglo.

Probablemente la amenaza más grande a la relación bilateral sea la creencia de que el conflicto es inevitable. A lo largo de la historia, siempre que una potencia creciente infunde temor a sus vecinos y a otras grandes potencias, ese miedo se convierte en causa de conflicto. En tales circunstancias, los acontecimientos aparentemente pequeños pueden desencadenar una reacción en cadena imprevista con efectos desastrosos.

Actualmente, las complejas relaciones a través del estrecho de Taiwán representan la mayor posibilidad de un incidente desestabilizador. China, que considera a Taiwán como una parte integrante de su territorio que se ha protegido tras la armada estadounidense desde la época de la guerra civil china, sostiene que cualquier declaración de independencia por parte de Taiwán se tratará por medio de la fuerza.

Estados Unidos no cuestiona la soberanía de China pero quiere un arreglo pacífico que mantenga las instituciones democráticas de Taiwán. Dentro de Taiwán crece el sentimiento de identidad nacional, pero hay una marcada división entre los pragmáticos de la "alianza pan-azul" que se dan cuenta de que por cuestiones geográficas tendrán que encontrar un arreglo con China continental, y la “alianza pan-verde" en el poder que aspira, en distintos niveles, a lograr la independencia.