0

Las falsas promesas del retiro tardío

El Comisionado de Econom ía de la Unión Europea, Pedro Solbes, advirtió que la decreciente población europea pronto golpeará duramente a las economías del continente. Se necesitan reformas para desactivar la crisis. Alain Jousten examina una tentadora pero falsa reforma que es discutida con frecuencia.

Los sistemas de seguridad social se están estremeciendo como nunca. No sólo en Europa, sino en partes de América del Norte y del Sur, así como en Asia. La caída de las tasas de fertilidad, aunada a expectativas de vida más larga, están impulsando un rápido y pronunciado envejecimiento de las poblaciones. Peor aún, la amenaza demográfica se ve aumentada por la manera en la que la mayoría de los países financian sus esquemas públicos de pensiones.

Muchos sistemas de retiro se basan en gran medida en una filosofía de pagar según las necesidades. En lugar de obligar a cada generación a pagar su propio retiro, los beneficios que se dan a los pensionados de hoy están financiados con las contribuciones de los jóvenes.

Sin embargo, la fuerza de la solidaridad intergeneracional está determinada por el número de personas que ingresan al mercado laboral. Cuando esa cantidad disminuye como resultado de tasas de fertilidad más bajas, y cuando las expectativas de vida larga abultan las filas de los pensionados, la única manera de mantener este tipo de sistemas es disminuyendo el nivel de beneficios proporcionales a las contribuciones.