El reinado de terror de Sadam Hussein esta terminando

El reinado de terror de Saddam Hussein está por acabar. Su gobierno baathista, sin embargo, no se irá solo. En una justa ironía el que las Naciones Unidas esté cayendo con él.

Quizás no desaparecerá toda la ONU. Seguirán funcionando las áreas dedicadas a los "buenos trabajos" (es decir, las burocracias de cuerpos de paz de bajo riesgo, o aquéllas que luchan contra el SIDA y la malaria, o protegen a los niños). El edificio donde se habla sin parar, en el East River de Nueva York, seguirá haciendo sonar su letanía de quejas. Lo que murió con la falta de voluntad del Consejo de Seguridad para apoyar la fuerza como forma de implementar sus propias resoluciones acerca de la posesión de armas de destrucción masiva por parte de Irak fue la fantasía, que ha existido por décadas, de que la ONU era la base del orden mundial.

Al reconstruir los restos humeantes que deje la guerra para liberar a Irak, será importante señalar (y, mejor aún, comprender) el fracaso intelectual de la fantasía liberal de una seguridad lograda mediante leyes internacionales administradas por instituciones internacionales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/MHfoNDB/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.