0

La caída de la hiperpotencia

Prestemos atención a lo que dicen hoy en día los israelíes y surcoreanos. Entre líneas se puede leer que está ocurriendo nada menos que un movimiento telúrico de grandes proporciones en el sistema internacional: el paso desde un mundo unipolar a uno multipolar.

Los israelíes están redescubriendo a Europa. Intuitivamente perciben que ya no pueden confiar únicamente en la garantía de seguridad absoluta representada por la combinación de apoyo activo y pasivo de los Estados Unidos. La guerra en el Líbano, tan frustrante para Israel, aceleró este sutil cambio. Ahora Europa y sus distintos contingentes están desempeñando un papel protagónico en la puesta en orden de esa parte del mundo.

Por supuesto, Estados Unidos sigue siendo el seguro de vida de Israel, pero los diplomáticos israelíes, si es que no toda la sociedad israelí, están comenzando a ver la ampliación y diversificación de las alianzas diplomáticas como un tema crucial. El Cuarteto (Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y las Naciones Unidas) solía verse como un "uno más tres", pero ya no es así. Europa y Rusia ya no se ven a si mismos como actores secundarios, ya que Estados Unidos los necesita, por no mencionar a Israel.

Con respecto a los surcoreanos, cuentan con China para enfrentar la crisis nuclear norcoreana. Ellos también ven el mundo a través de un prisma en que Estados Unidos sigue siendo esencial, pero ya no es preeminente. Hace poco un alto funcionario surcoreano mencionó en orden jerárquico los países que más importaban en la crisis nuclear norcoreana. China estaba en el primer lugar, seguida de Estados Unidos, Rusia, Japón y Corea del Sur, mientras que Europa brillaba por su ausencia.