La Europa del futuro

PARIS – Cada vez que las personas buscan un justificativo para la integración europea, invariablemente sienten la tentación de mirar hacia atrás. Enfatizan el hecho que la integración europea ahuyentó al fantasma de la guerra del viejo continente. Y, en verdad, la integración europea ha traído consigo el periodo de paz y prosperidad más largo que Europa ha conocido desde hace muchos siglos.

Pero esta perspectiva, no obstante que es plenamente correcta, también es incompleta. Existe hoy en día la misma cantidad de razones para luchar por una “unión cada vez más estrecha” en Europa, que existía en el año 1945, y todas estas razones apuntan hacia el futuro.

Hace sesenta y cinco años, la distribución del PIB mundial era tal que Europa sólo tenía un modelo a seguir para su mercado único: los Estados Unidos. Hoy, sin embargo, Europa se enfrenta a una nueva economía global, reconfigurada por la globalización y las economías emergentes de Asia y América Latina.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/n5PGgRz/es;