Paul Lachine

La crisis de la democracia con el euro

FLORENCIA – Al final, como siempre, Europa actuó, pero, ¿será suficiente?

No cabe duda de que los mercados financieros se mostrarán escépticos sobre el compromiso solemne de los miembros de la zona del euro de que la suspensión de pagos de facto de Grecia seguirá siendo una excepción. Las garantías verbales han sido la moneda preferida de la Unión Europea al abordar la crisis del euro, pero ahora las palabras tienen tan poco valor como la deuda soberana de Grecia.

Europa necesitó más de un año para hacer lo que todo el mundo sabía que se debía hacer para contener la crisis griega y aún puede no ser suficiente, pues las medidas aprobadas no constituyen el compromiso transparente y a largo plazo de restablecer la hacienda griega que desean los mercados.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/gbu6Hz6/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.