0

La Unión Europea contra la democracia

ROMA – Una de las formas en que la Unión Europea afirma efectivamente los valores fundamentales de la democracia y el Estado de derecho es a través de sus programas de cooperación exterior, en los que, mediante invitación de las autoridades locales, ofrece apoyo en la forma de proyectos de asistencia electoral y misiones de observación electoral.

Así, pues, durante el curso de 2009, la UE envió misiones de observación electoral a varios países, incluido Mozambique, Afganistán, Guinea-Bissau, Líbano, Malawi y Bolivia. Justo este mes, el Parlamento Europeo envió observadores a las elecciones presidenciales de Ucrania. Al final de cada misión, un par de días después de las elecciones, el jefe de misión, que normalmente es un miembro del Parlamento Europeo, primero emite un informe preliminar sobre las elecciones y el manejo del proceso electoral, seguido de un informe final unos meses después.

El 6 de diciembre del año pasado, Evo Morales fue reelegido presidente de Bolivia con más del 60% del voto popular. En su declaración preliminar, la jefa de misión, la parlamentaria, Renate Weber, señaló que el proceso electoral, se había adherido, en términos generales, a las normas internacionales en lo que respecta a las elecciones democráticas, y que la Comisión Electoral de Bolivia había actuado transparente, neutral y eficientemente.

Sin embargo, el informe preliminar también tenía algunas críticas que molestaron a la administración de Bolivia. En particular, el informe señalaba que la marcada polarización política era altamente visible en los medios de comunicación, en especial en los canales de televisión bolivarianos. De hecho, mientras que los candidatos de la oposición recibieron una difusión justa en la televisión privada y radio, la jefa de misión de la UE observó varios casos en los que la televisión y radio controlados por el Estado privilegiaron a los candidatos parlamentarios del gobierno.