La débil actitud de la UE ante Rusia

Una vez más, Ucrania está en el ojo de un huracán político. Enfrentado a un posible golpe constitucional que lo habría despojado de sus poderes, el Presidente Viktor Yushchenko disolvió el parlamento ucraniano y convocó a nuevas elecciones. Su oponente político –el Primer Ministro Viktor Yanukovich- se opone intensamente a esta medida, lo que ha generado una amarga lucha constitucional que finalmente determinará la orientación futura del país.

¿Continuará Ucrania su giro hacia Occidente, como desean Yushchenko y Yuliya Tymoshenko, su aliada de la Revolución Naranja, o volverá a la alianza estratégica con Rusia, como desean Yanukovich y sus aliados?

Fue el intento de Rusia, hace apenas dos años y medio, de instalar a Yanukovich como Presidente a través de un fraude electoral rampante lo que generó la “Revolución Naranja”. Tras meses de lucha, Yushchenko reclamó con razón la presidencia. Pero la revolución se fue agotando y pronto los que habían sido camaradas terminaron por enfrentarse, dando a Yanukovich y a sus aliados una oportunidad de volver al poder.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/uNzKMTG/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.