El 18 Brumario de Arnold Shwarzenegger

Substituir a un gobernador al que reeligieron hace tan sólo un año por Arnold Schwarzenegger debe de haber dado a los votantes californianos un placer inmenso, aunque con sensación de culpabilidad. A algunos miembros de la oposición en Alemania les encantaría hacer lo propio con el Canciller Gerhard Schröder, aunque no han encontrado (¡aún!) a una estrella de cine para que lo substituya.

Otros gobiernos europeos se encuentran en un estado similar de impopularidad poco después de haber sido elegidos. Fuera de Europa, lo mismo se puede decir del Presidente de Brasil Luis Inacio "Lula" da Silva, recientemente aclamado, por no hablar del Presidente de México, Vicente Fox, y del Presidente de Corea del Sur, Roh Moo-hyun, quien ha convocado un referéndum para intentar poner fin a la caída en picado de su popularidad.

Parece que hoy en día el éxito electoral se desvanece muy aprisa. Así, pues, ¿deberían todos los países aprobar un procedimiento de destitución para mantener la legitimidad de los gobiernos?

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/7gpLwuO/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.