Las consecuencias económicas de las elecciones en los Estados Unidos

STANFORD – Las elecciones de mitad de período celebradas en noviembre fueron una severa reprimenda por el enorme aumento del gasto los déficits y la deuda gubernamentales en los Estados Unidos. El Presidente Barack Obama y los presidentes demócratas del Congreso, elegidos en plena crisis financiera en el otoño de 2008, parecieron asombrados cuando el público rechazó por amplia mayoría su estímulo, su reforma sanitaria y sus políticas energéticas.

Naturalmente, parte del enorme aumento del gasto y la deuda ha sido consecuencia de la recesión y del gasto en materia de defensa y de otra índole heredado del Presidente George W. Bush, pero, en lugar de encontrar seguridad y salvación de la recesión en una nueva época de dependencia del Estado, la mayoría de los votantes sintieron repulsión ante el evidente fracaso de dichas políticas para mejorar la economía.

Así, pues, no se deben considerar los resultados de las elecciones primordialmente un apoyo a los republicanos, sino un rechazo del programa de los demócratas, que, según los votantes, no estaba en consonancia con sus preocupaciones, intereses y valores.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/RQuvCpb/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.