0

El fin de la luna de miel del BCE

La luna de miel del Banco Central Europeo ha terminado. Puesto que las tasas de interés europeas ya no están claramente desconectadas de los fundamentos de la economía de la zona del euro, la política monetaria se ha vuelto más compleja.

Al mismo tiempo, Francia le ha dado un fuerte mandato a su nuevo presidente, Nicolas Sarkozy, que es sin duda el adversario político más formidable al que el BCE ha tenido que enfrentarse en su corta historia. Sarkozy está al acecho de cualquier error que el Banco pueda cometer en este ambiente de política más difícil.

Dado que las tasas de interés han aumentado 200 puntos de base desde finales de 2005 y que el euro está cerca de su nivel histórico más alto, Sarkozy quiere que el BCE ya deje de aumentarlas. El presidente del Banco, Jean-Claude Trichet, y el Consejo de Gobierno discrepan firmemente.

En la conferencia de prensa del BCE de principios de julio, Trichet indicó que habría al menos otro aumento de las tasas –en septiembre u octubre. Se sabe que algunos miembros del consejo están a favor de que haya dos aumentos adicionales de las tasas antes de que termine este año.